Construir 100 kilómetros de carriles bici en dos años: una propuesta ciclista para las elecciones de mayo

Más de 25 asociaciones apoyan una propuesta de Pedalibre para crear grandes ejes ciclistas hasta el año 2021

Ciclistas ocupan el Paseo de la Castellana durante una manifestación a favor de los carriles bici en esta infraestructura | PEDALIBRE

En el campo de batalla electoral previo a los comicios del mes de mayo, la movilidad va a ser uno de los debates clave entre las diferentes formaciones políticas que se disputen la alcaldía de Madrid. Todos los agentes lo saben y uno de ellos, la asociación Pedalibre, ha publicado una de las propuestas más rompedoras con el actual modelo de carriles bici en la capital y que al poco de presentarse está recibiendo decenas de apoyos de diferentes colectivos.

El titular es que proponen la creación de 100 nuevos kilómetros de carriles bici en Madrid durante los dos primeros años de la próxima legislatura, hasta el año 2021. Pero quizás lo más destacado es que esas nuevas vías ciclistas serían segregadas (hacen una dura crítica a los ciclocarriles) y recorrerían las principales calles de Madrid, empezando por La Castellana.

Red ciclista para Madrid en 2021 propuesta por Pedalibre

Estos son los grandes ejes ciclistas que incluye la propuesta (en negrita, los que cuentan ya con un plan funcional):

  1. Eje de la Castellana: Nuestra Señora del Valverde, Llano Castellano, Plaza de Castilla, Paseo de la Castellana, Recoletos, Paseo del Prado, Legazpi, Delicias, Maestro Arbós. 13,64 km
  2. Arco Este: Pl. de alcalde Moreno Torres, Arturo Soria, ILE, Fuente Carrantona, Pablo Neruda, Asamblea de Madrid. 10,63 km
  3. Avda. Planetario, Pedro Bosh, Doctor Esquerdo – Francisco Silvela – Raimundo Fdez. Villaverde – Reina Victoria – Avda. de la Moncloa – Avda. de Gregorio del Amo. 11,13 km
  4. San Bernardo – Bravo Murillo –Mateo Inurria – Sagrados Corazones. 7,53 km
  5. Viaducto – Gran Vía San Francisco – Ronda de Toledo – Ronda de Valencia – Ronda de Atocha. 2,66 km
  6. Princesa – Gran Vía – Alcalá (Canillejas – Anillo Verde). 11,41 km
  7. Avda. de Burgos (desde Anillo Verde), Pío XII, Ppe. Vergara, Menéndez Pelayo, Méndez Álvaro, Comercio, Bustamante (hasta pasillo verde). 12,94 km
  8. Silvano (desde Anillo Verde), Moscatelar, Ulises, José Silva, Ramón y Cajal, Concha Espina, Gral. Perón, Francos Rodríguez (Dehesa de la Villa). 8,75 km
  9. Monforte de Lemos. 5,57 km
  10. Avda. Valladolid (desde Pte. De los Franceses), Paseo de la Florida, Virgen del Puerto, Pirámides (actuación que complementa la que se va a realizar próximamente de Legazpi – Pirámides) 5,92 km
  11. Ciudad de Barcelona, Avda. albufera (hasta Pablo Neruda –Arco Sur) 5,34 km
  12. López Pozas – Fray Bernardino Sahagún, Alfonso XIII, Corazón de María, Berlín, Avda. Brasilia. 4,56 km

Según esta propuesta, por Chamberí cruzarían varios de los ejes, como el que iría de Bravo Murillo hasta San Bernardo, el que recorrería Reina Victoria y Raimundo Fernández Villaverde o el que iría por el Paseo de Euardo Dato.

«Es una actuación de choque, pensada para los dos primeros años de legislatura. La propuesta toma como referencia el anillo verde y busca cómo conectarlo con el centro de la ciudad», detalla Miguel de Andrés, responsable de Ciclismo Urbano en Pedalibre, en conversación con Somos Chamberí. «Se trata de una herramienta más para llenar la ciudad de bicicletas, complementaria a otros desarrollos como aparcabicis, red de carriles 20…».

El documento de ideas, que Pedalibre califica de «realistas, e incluso modestas», llega después de que la asociación considere que Ahora Madrid se ha quedado muy corto en la implantación de infraestructuras ciclistas en la ciudad: «Ciudades como Sevilla, Zaragoza, Barcelona o Valencia han adelantado a Madrid en cuestiones de movilidad para bicis», denuncian. Por suerte, esta desventaja es, desde su punto de vista, una «oportunidad» para Madrid, «porque sabemos lo que ha funcionado y lo que no», dice su portavoz citando el caso de Sevilla, que consiguió crear una cultura de uso ciclista en tiempo récord creando una red de carriles bici reservados. Justo lo que busca su propuesta para Madrid.

Este fue el desarrollo de infraestructuras ciclistas en Sevilla de 2004 a 2010:

Evolución de la red ciclista de Sevilla (2004-2010)

Pedalibre hace hincapié en que el nuevo Ayuntamiento que surja de las elecciones de mayo debe huir de los ciclocarriles y apostar por una red de carriles exclusivos para la bici, debido «a la relación directa entre la densidad y extensión de la red ciclista con el número de personas que usan la bici a diario». Y conseguir que aumente el porcentaje de ciclistas con respecto al volumen de tráfico total, que actualmente se encuentra en un 1,32% y que aumenta a un raquítico ritmo del 0,06% anual.

Pedalibre está en plena captación de apoyos para esta propuesta, que califica de «abierta». De momento ha conseguido el de 25 asociaciones y confía en poder presentársela a todos los partidos políticos, independientemente de su signo. «Este plan es para todas las opciones políticas. Hay ejemplos de gobiernos conservadores y progresistas en favor de la bicicleta en muchas ciudades», añade su portavoz. El acto oficial de presentación tendrá lugar hasta el próximo 5 de febrero, cuando Pedalibre hará su puesta de largo en el Centro Cultural Príncipe de Asturias, un lugar con gran significación para el movimiento ciclista de Madrid.

Más información: