El Ayuntamiento redacta ya nuevos pliegos para privatizar el polideportivo de Cuatro Caminos

Podrá incluir áreas de hostelería, aparcamientos o locales y la explotación de la instalación a cargo de un tercero por un periodo todavía indeterminado

Explanada sobre la que se construirá el centro deportivo

Dicho y hecho: el nuevo Ayuntamiento anuló a finales de julio el concurso para construir un polideportivo con piscina cubierta. Lo hizo para «trasladar el coste de la obra a un tercero a cambio de su explotación» y ahorrarse los 10,6 millones de euros presupuestados para abonar por su construcción.  Ahora, un mes después, ya trabaja en la redacción de un nuevo pliego para el concurso que incluirá construcción y gestión de la instalación deportiva, confirman a Somos Chamberí fuentes del área de Obras y Equipamientos.

“Se van a elaborar unos nuevos pliegos siguiendo la nueva filosofía del equipo de gobierno de formentar la colaboración público-privada”, explican estas fuentes, que confirman que el nuevo proyecto de construcción podrá incluir «áreas de hostelería, aparcamientos o locales comerciales» en un espacio en el que, inicialmente, no estaban previstos. Será la Junta de distrito de Tetuán la que tenga la última palabra al respecto, indican desde el área.

Todavía no hay plazos ni el área de Obras tampoco puede calcular cuánto se retrasará la construcción del polideportivo, cuyas obras iban a arrancar en 2019 si se hubiera seguido el calendario que dejó programado el equipo de la exalcaldesa Manuela Carmena. Tampoco se conoce el periodo durante el que la empresa adjudicataria podrá explotar la instalación a cambio de construirla, aunque en casos similares en Madrid las concesiones han ido desde los 25 hasta los 40 años.

La Asociación Vecinal de Cuatro Caminos – Tetuán, que reivindicó durante años un polideportivo público para la zona, se ha mostrado muy crítica con la decisión municipal: «Se ha parado una obra necesaria para el barrio, en beneficio de las empresas privadas que sostienen al PP. Para los vecinos es un desastre, un horror», explicaban a Somos Chamberí la semana pasada.