Casas prefabricadas vs casas de obra tradicional

Gracias a las ventajas que supone, cada vez más personas se decantan por construirse una casa prefabricada.

Con los años las casas modulares se están poniendo de moda, aunque es cierto que aún existen personas que no comprenden de todo este concepto. Es por ello que los expertos pretenden esclarecer algunas de las dudas habituales que tienen los clientes, dado que no es lo mismo hacer una reforma o una instalación en una vivienda de construcción tradicional que en una de tipo modular.

Existen diferentes modelos de construcción dentro de la misma familia:

  • Casas prefabricadas: se define como una casa completa que se elabora a partir de diferentes secciones prefabricadas. Por lo tanto, es un término que se refiere a la construcción de la totalidad de una casa en una fábrica antes de instalarla en la parcela correspondiente.
  • Casas de obra: son aquellas que tradicionalmente se han construido con ladrillo, cemento y diferentes elementos de construcción.

¿Cuál es la definición de una casa prefabricada?

Las casas modulares están construidas fuera del lugar de su emplazamiento. Estos módulos hechos en fábrica se transportan al lugar donde la vivienda se va a situar y una vez allí se ensamblan todos los módulos que irán dando lugar a una casa perfectamente montada.

Un detalle a resaltar de este tipo de casas es que tienen acabados muy superiores a los de las viviendas tradicionales, debido a la tecnología que se utiliza en ella, y que la casa siempre tendrá la morfología que los propietarios han elegido.

Casa prefabricada vs casa de obra

A continuación se realizará un análisis comparativo entre lo que significa construir una casa modular y una de obra tradicional. Y es que ambas tienen sus ventajas y desventajas, que variarán en función de las características de los propietarios:

Presupuesto

  • Casas prefabricadas: el presupuesto se cierra al principio de la operación, es decir que en función del presupuesto con el que cuente el usuario, podrá elegir ciertas características de la casa y este se mantendrá estático durante las semanas que dure la creación y montaje.
  • Casas de obra: a lo largo del proceso de construcción de una vivienda los albañiles se pueden encontrar con diferentes factores que los obliguen a modificar ligeramente el presupuesto. Por lo que nunca será un precio 100% cerrado, ya que hay que tener en cuenta los diferentes imprevistos. Este es uno de los problemas más comunes que los usuarios se encuentran, ya que al final deberán invertir más de lo establecido.

Diseño

  • Casas prefabricadas: los usuarios podrán elegir al 100% las características y los acabados que desea, siempre antes de comenzar la creación; una vez que ha comenzado no podrán realizar ninguna modificación en la estructura.
  • Casas de obra: en este caso la vivienda de obra también es fija, es decir que una vez que se ha creado la estructura esta es más compleja de modificar. Se podría hacer, pero ello hará aumentar el presupuesto. Aunque los detalles finales siempre se pueden modificar sobre la marcha.

Personalizar el lugar

  • Casas prefabricadas: se pueden crear diferentes módulos totalmente personalizados y además los acabados serán también elegidos al 100% por el cliente. No hay límites para la imaginación,  una casa prefabricada puede tener la forma que el usuario desee.
  • Casas de obra: en las casas de obra la personalización tampoco tiene límites, pero en ocasiones puede ser algo más costosa por los materiales que deben utilizarse.

Hay que tener presente que cada detalle debe ir dentro del presupuesto si uno desea evitar nuevos desembolsos. Las salidas de presupuesto en las casas de obra suelen salir caras.

Intermediaciones o intermediarios

  • Casas prefabricadas: las casas prefabricadas Madrid será el único intermediario con el que el usuario tendrá que tratar. Solo necesitará tratar todos los temas con la empresa encargada, ya que ellos gestionarán el procedimiento con los demás profesionales.
  • Casas de obra: en este caso entran en juego diferentes organismos y profesionales a los que el usuario tendrá que ir a visitar uno por uno para solicitar los diferentes permisos que hacen falta y además tendrá que tratar con los encargados de realizar la obra.

Plazos de entrega

  • Casas prefabricadas: los plazos de entrega en este modelo de fabricación suele rondar entre los 4 y los 6 meses, dependiendo del tamaño y de las características de la casa.
  • Casas de obra: si no surgen imprevistos pueden tardar aproximadamente 12 meses, y tres o cuatro más si se ha complicado algo durante el proceso. Las casas de obra suelen ser más vulnerables y los plazos rara vez se cumplen al 100%, por lo que los usuarios deben tener mucha paciencia.

Terreno

  • Casas prefabricadas: para implantar una casa prefabricada será necesario que el terreno no tenga peculiaridades, este debe ser lo más liso y estable posible.
  • Casas de obra: se pueden ajustar a cualquier tipo de terreno: con pendiente, desiguales, etc. da igual, la obra puede amoldarse y construirse compensando las diferentes variedades.