El Fernando el Católico cierra dos aulas por Covid-19 mientras Salud Pública no coge el teléfono: «La Comunidad nos ha abandonado»

Los compañeros de los contagiados no han sido rastreados y los centros de salud dan citas para hacer una PCR dentro de diez días, denuncian las familias

Escaleras del colegio Fernando el Católico

El pasado domingo, las familias de dos cursos de infantil del CEIP Fernando el Católico recibieron un mensaje de la dirección del centro: dos de los compañeros de sus hijos habían dado positivo por Covid-19 en un test PCR y, para evitar más contagios, recomendaban que se quedaran confinados en casa junto a sus contactos estrechos. Es decir, sus padres y sus hermanos.

Sin embargo, el lunes varios de los alumnos contactados acudieron con normalidad a clase. Podían hacerlo porque las aulas no estaban oficialmente cerradas, ya que el colegio había pedido sin conseguirlo al área de Salud Pública instrucciones y que dictara la clausura, según informan a Somos Chamberí fuentes del Ampa del centro. Pero no llegaron a contactar. «Nadie cogía el teléfono ni respondía en la Comunidad de Madrid ese día ni los posteriores. Nos han abandonado», denuncian.

Ante la situación de desamparo, la dirección de este colegio público situado en el barrio de Arapiles decidió la clausura por su cuenta, para salvaguardar a sus alumnos de más contagios y con la incertidumbre de no saber por qué no se estaban atendiendo sus llamadas.

Las familias de los alumnos afectados por la clausura tampoco recibieron asistencia por parte de Salud Pública, el área de la Comunidad de Madrid que debería actuar en estos casos. No se ordenaron PCR para verificar si había algún alumno más contagiado de coronavirus y las llamadas a los centros de salud de la zona, colapsados, tampoco daban fruto. «Les daban cita para una prueba dentro de diez días. No hay ningún tipo de seguimiento ni rastreo», alertan desde el Ampa. Una situación que dista mucho de las idílicas palabras de la presidenta de la región antes de las clases, cuando afirmó que haría tests a todos los alumnos el mismo día que se comunicara el contagio.

El Fernando el Católico es un colegio de tamaño mediano: cuenta con dos líneas por curso (tres en algunos niveles por las burbujas) y unas instalaciones que han adaptado a contrarreloj para la vuelta al cole: «El equipo directivo y los profesores han llegado agotados al arranque» -cuentan las familias- con contrataciones de profesores a última hora y muy pocos medios materiales. Un ejemplo: la Consejería de Educación dotó solo con dos termómetros al centro para sus cientos de alumnos, hace unos días.

«Hay ayuda cero y el abandono es tremendo», lamentan desde el Ampa. Por añadir más dificultades, varios profesores se encuentran de baja por cuarentena y no han sido sustituidos. Las familias , pese a todo, siguen tejiendo redes y apoyándose entre ellas para intentar llevar lo mejor posible este principio escolar: «Hemos arrancado gracias al voluntarismo y a las ganas de trabajar de la gente», sentencian.

Recibe las noticias de Somos Chamberí

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram


Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chamberí

Somos Chamberí es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.