Continente y contenido en un seguro de hogar: diferencias y cómo contratar

Su cálculo es muy importante para evitar situaciones de infraseguro o sobreseguro

Has adquirido una vivienda y estás revisando diferentes seguros de hogar para escoger uno, pero antes has de saber lo que es el continente y el contenido de una casa, dos palabras técnicas, con matices, que puedes intuir a lo que se refieren, aunque no conoces su significado exacto. Aquí te lo explicamos.

El continente es todo lo que forma parte de la estructura de la casa: suelos, paredes, techos, instalaciones de servicios (gas, agua, electricidad), puertas, ventanas y también elementos exteriores como garajes, piscinas o trasteros… y su valor se calcula por separado para que las aseguradoras sepan cuánto costaría reconstruir todo en caso de siniestro grave.

El cálculo del valor del continente se obtiene de multiplicar los metros cuadrados de la casa por el coste de construcción (se descarta el valor del suelo sobre el que está construida) y las aseguradoras suelen facilitar este trabajo ofreciendo un valor aproximado teniendo en cuenta estos factores y otras variables como si la propiedad está en un bloque de viviendas o es unifamiliar, o la calidad de los materiales de construcción, entre otras.

El contenido es lo que está dentro de la casa, pero que no forma parte de su estructura, desde electrodomésticos, ropa, menaje, muebles, aparatos tecnológicos, obras de arte y cualquier otra posesión personal. Lo normal es preparar un listado para la aseguradora calculando el valor de reposición de todos los enseres, incluyendo específicamente objetos como joyas de gran valor o similares.

Además, es conveniente advertir de los elementos de protección presentes en la vivienda, desde rejas, cerraduras, cámaras de vigilancia hasta servicios de alarmas contratadas, pues pueden reducir el coste en el cálculo del seguro. El valor del contenido suele estar entre el 25% y el 30% del valor del continente, si el piso está amueblado por completo.

Ten en cuenta que si eres propietario de tu vivienda has de contratar un seguro por el continente y el contenido, mientras que los inquilinos solo tienen que contratar el contenido, porque el continente lo tiene asegurado el casero.

El cálculo de continente y de contenido es muy importante para evitar posiciones de infraseguro o sobreseguro. La primera situación sucede cuando el asegurado ha declarado menor valor del real en la estructura o en sus bienes, por lo que en caso de siniestro la cobertura será menor de los daños que se han producido realmente. El sobreseguro sucede cuando se declara un mayor valor en continente o contenido, por lo que la prima es superior pese a que las prestaciones van a ser las mismas que si el cálculo hubiera estado más ajustado a la realidad.

Por último, a la hora de contratar un seguro del hogar es recomendable que busques las coberturas más completas sin tener que pagar de más, con una póliza que cubra los daños, robos, incendio y roturas que puedan producirse, pero que además ofrezca asistencia 24 horas al día y que disponga de los profesionales necesarios para las reparaciones más comunes.

Recibe las noticias de Somos Chamberí

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram


Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chamberí

Somos Chamberí es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.