El TSJM anula el plan parcial sobre el Taller de Artillería y deja en vilo su desarrollo urbanístico

Las organizaciones vecinales que interpusieron la demanda piden al Ayuntameinto la paralización de las obras del complejo residencial que se construye en el lugar

Entrada al antiguo TPA, en obras para construir una urbanización residencial | SOMOS CHAMBERÍ

Una de las construcciones de viviendas más polémicas de Madrid acaba de perder los cimientos legales sobre los que se levantaba. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha valorado los dos recursos presentados contra el Plan Parcial aprobado en el año 2015 por el gobierno de Manuela Carmena para urbanizar los terrenos del antiguo Taller de Precisión de Artillería (TPA) y este ha sido anulado.

La sentencia declara la «nulidad de pleno derecho» de dicho plan y pone en cuestión la construcción de cientos de viviendas sobre estos terrenos bajo el nombre de Residencial Maravillas, según un comunicado de las plataformas ciudadanas que presentaron uno de los recursos. El otro, interpuesto por un particular, también ha sido valorado al mismo tiempo con idéntica resolución. El TSJM estima que el plan no cumplió la exigencia de ceder el 10% de suelo para vivienda sujeta a un régimen de protección pública. Los cooperativistas tenían que abonar 13 millones de euros en compensación por no hacerlo.

A la vista de la sentencia, Ecologistas en Acción, Corazón verde Chamberí, Parque sí y Madrid Ciudadanía y Patrimonio -las asociaciones denunciantes- han pedido al Ayuntamiento que solicite la paralización de las obras y demolición de lo edificado de forma inmediata. Eso detendría por completo la construcción de 334 viviendas, trasteros y garajes en una urbanización con piscina, que iban a estar listas -según el calendario de obra- en febrero del año 2021.

De momento, los responsables de la obra -la constructora ACR- seguía trabajando esta mañana en los edificios, que ya van por la tercera planta. Los cooperativistas tienen de momento 30 días de plazo para presentar un recurso de casación a la sentencia y evitar que este espacio se convierta en el «Algarrobico de Chamberí», como ya han denominado al espacio las asociaciones denunciantes, quienes califican el espacio de un «símbolo de la cultura del pelotazo urbanístico que debemos desterrar definitivamente de nuestra ciudad».

Grúas de obras para la construcción de Residencial Maravillas sobre el antiguo TPA | SOMOS CHAMBERÍ

Residencial Maravillas es la cooperativa que montó la promotora Domo para afrontar el proyecto en la avenida Raimundo Fernández Villaverde, en unos terrenos situados entre las calles Alonso Cano y Modesto Lafuente. Para llevar a cabo su proyecto tuvo que demoler el TPA, entre finales de 2016 y principios de 2017, en medio de una fuerte oposición vecinal que logró parar inicialmente los trabajos. El Ayuntamiento dio luz verde a la operación, a pesar de las advertencias de las asociaciones de que todo podría ser declarado ilegal.

«Supuso la pérdida irreparable de un conjunto edificado con enorme valor histórico y arquitectónico», recuerdan desde Corazón Verde Chamberí, que lamentan junto a Parque Sí y a MCYP que ahora sea el Ayuntamiento de Madrid el que podría tener que afrontar las indemnizaciones a los cooperativistas «con el dinero de toda la ciudadanía» por la «consolidación de derechos» para los propietarios del solar.

Lejos de anunciar una suspensión de las obras, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha declarado que hará «todos los esfuerzos necesarios» para que los cooperativistas tengan sus viviendas «lo antes posible». Para el primer edil, la decisión jurídica es fruto del «conjunto de chapuzas en el ámbito de Urbanismo del anterior equipo de Gobierno.