Huelga en la EMT para el 3 de diciembre y paros en noviembre

Los trabajadores protestan por los intentos del nuevo Ayuntamiento de privatizar algunos de sus servicios

Garaje de la EMT Madrid, con una de sus grúas y un autobús | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Siete años después del último conflicto laboral, los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) han vuelto a convocar una huelga de 24 horas. Será el martes 3 de diciembre y afectará a todos los servicios de autobuses, pero también pueden resultar afectados los trabajadores de aparcamientos gestionados por la empresa, el teleférico y el servicio de Bicimad.

Para calentar esa jornada, los trabajadores han convocado paros parciales de seis horas (dos por turno) durante el mes de noviembre. Tendrán lugar los días 22 (viernes), 25 (lunes), 27 (miércoles) y 29 (viernes). El motivo de la protesta es el «deterioro» del servicio desde que Borja Carabante es el responsable de la movilidad en Madrid y las perspectivas de privatización en algunos servicios que ofrece la empresa.

”Con la presión de la convocatoria de huelga esperamos que al menos podamos sentarnos a negociar un calendario en la empresa para que entren nuevos conductores y conductoras para que no se deteriore el servicio, que ya está deteriorado”, ha explicado Elías Calderón, miembro del Comité de Empresa.

Los representantes sindicales critican que en septiembre no se incorporaran 85 nuevos trabajadores, a la vez que reclama la incorporación inmediata de 200 conductores y una horquilla de entre 400 y 500 para el año que viene. A su ausencia achaca la «falta de servicio» que sufre la empresa en las últimas semanas.

El Ayuntamiento califica de «electoralista» la convocatoria de huelga y considera que no está justificada. Carabante, que anteriormente afirmó que contempla la privatización del servicio de bicicletas eléctricas municipal y también el teleférico, considera que el presupuesto de 2020 va a contemplar las condiciones establecidas en el convenio laboral.