Otro inquilino para las aceras de Madrid: llega Looper, primer vehículo eléctrico de alquiler

La compañía asegura que cuenta con permiso municipal para lanzar una prueba piloto con 60 aparatos en los distritos de Chamberí, Centro, Salamanca y Retiro

Dos vehículos de Looper en las aceras de Madrid

La movilidad urbana está cambiando en Madrid a pasos agigantados. Sus ciudadanos vieron llegar durante la anterior legislatura el carsharing y el motosharing a través de multitud de empresas de alquiler de vehículos y motos eléctricas que se aparcaban por la ciudad y se desbloqueaban con el teléfono móvil. Luego llegó la fiebre de los patinetes, el bicisharing y justo después la Ordenanza de Movilidad Sostenible para intentar ordenarlo todo. Pero se le escapó una nueva modalidad que acaba de llegar a la capital: el vehículo eléctrico para circular por aceras.

Los nuevos aparatos –scooters también los llaman- que llevan unas pocas semanas circulando por Madrid son vehículos de cuatro ruedas similares a las motos pero con un asiento acolchado y mucha menor velocidad. Pueden circular como máximo a 5 km/h (andar a paso ligero) y hasta ahora era habitual verlos en localidades de vacaciones con población de edad avanzada como Benidorm, donde las empresas lo alquilan por horas y días. Pero hasta ahora nadie se había atrevido a hacerlo en Madrid.

La compañía que ha puesto en marcha un sistema de sharing con este tipo de vechículos se llama Looper, una empresa que nació en Barcelona pero que desembarcó en Madrid a finales de diciembre después de una experiencia fallida en la ciudad condal durante el verano. Sus responsables afirman que cuentan con el permiso municipal para efectuar una prueba con 60 vehículos, a los que han puesto nombres madrileños como Cibeles, Pirulí o Torrente.

La novedad de este aparato es que ha de circular por las aceras obligatoriamente por lo que comparte espacio por el peatón y también «se aparca en la acera como las motos», rezan los tutoriales publicados por la compañía. Las medidas del aparato son 1,10 metros de largo por medio metro de ancho, dispone de una cesta y de par de pinzas para sujetar un bastón o unas muletas. De momento se desbloquea con el móvil o con tarjeta y puede estacionar en todo el distrito Centro y en parte de Chamberí, Chamartín, Salamanca, Retiro y Arganzuela, según el mapa disponible en su página web.

Otra de las novedades es que, en principio, el servicio está pensado solo para personas que tengan limitaciones de movilidad, «principalmente personas mayores» explican a Somos Chamberí sus responsables, que ponen algún ejemplo de usuarios de este tipo. En el proceso de registro, cada persona ha de indicar por qué necesita usar Looper, eligiendo entre Soy mayor, Tengo movilidad reducida o Tengo movilidad limitada temporal. Sin embargo, de momento no existe verificación alguna de que el usuario diga la verdad y se han observado casos de turistas jóvenes haciendo uso de este servicio, sin discapacidad física aparente.

Looper se define como un «servicio de movilidad compartida, pionero en el mundo pensado para gente mayor, personas con alguna discapacidad (permanente o temporal) o con dificultades para moverse por sufrir una lesión o estar embarazadas» y se ha lanzado en Madrid porque considera que «el transporte público no cubre todas las necesidades de movilidad de las personas mayores». Sus responsables explican que los vehículos «favorecen el desarrollo personal, social y cultural» además de «desincentivar el uso del coche privado y del taxi y ayuda a reducir las emisiones de C02 porque es eléctrico».

Somos Chamberí ha preguntado al Ayuntamiento de Madrid sobre cómo piensa regular este nuevo servicio sin que hasta ahora haya dado ninguna respuesta. En el apartado de movilidad compartida varias de las empresas de motosharing que llegaron a Madrid ya han dejado de ofrecer sus servicios, al igual que las de patinetes: de las 10.000 licencias iniciales que concedió el consistorio ya solo quedan 4.500, publicó recientemente ABC.

El delegado de Movilidad, Borja Carabante, anunciaba hace semanas en el mismo periódico que la nueva ordenanza contemplará espacios en la ciudad para que las bicicletas y patinetes tengan que aparcar obligatoriamente en los mismos puntos, una bases específicas para ellos que se habilitarán por la ciudad. No lo han dicho todavía, pero tal vez en estos espacios también quepan los nuevos vehículos eléctricos tipo scooter que ya circulan por las aceras de Madrid y que, de momento, no están regulados.

Recibe las noticias de Somos Chamberí

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram


Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chamberí

Somos Chamberí es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.