Los dispositivos electrónicos asumen el protagonismo en el deporte

De entre los diferentes tipos que existen, el más común es el oxímetro de dedo

Uno de los sectores en los que la tecnología ha irrumpido con mayor protagonismo en los últimos años ha sido, sin duda, en el del deporte. Los dispositivos electrónicos, como los oxímetros de pulso y las bandas de frecuencia cardiaca integrada, se han convertido en importantes herramientas sobre las que basar nuestra mejora deportiva.

Este tipo de productos, que detallaremos a continuación, cuentan con una gran cantidad de características que ofrecen una única función: ayudar a la mejora del atleta a través de las diferentes métricas que ofrecen.

La electroestimulación y su impacto en el rendimiento deportivo

Mantener nuestra musculatura optimizada resulta clave para la mejora del rendimiento deportivo. Uno de los complementos al entrenamiento más eficaces que existen en lo relacionado con la mejora de nuestro tono muscular y la prevención de lesiones es la electroestimulación.

Este tipo de herramientas proporcionan un alivio de las dolencias musculares, al mismo tiempo que favorecen su fortalecimiento. A través de la estimulación de una zona muscular en concreto, es posible trabajar de manera localizada nuestra musculatura.

Puedes probar uno de estos electroestimuladores para conocer los mejores modelos que existen en el mercado. Es importante tener en cuenta que los electroestimuladores no sustituyen en ningún momento al ejercicio físico. No obstante, como complemento del entrenamiento, es una de las mejores opciones que podemos encontrar actualmente en el mercado. La prevención de lesiones, a partir de la mejora de nuestro tono muscular, es uno de los campos en los que este tipo de instrumentos pueden proporcionarnos una mayor ayuda.

Los oxímetros de pulso, una fuente de información

Un oxímetro de pulso es un dispositivo que cuenta con la función principal de medir la saturación de oxígeno en la sangre. En los últimos años, este tipo de herramientas se han consolidado como una de las mejores opciones que existen actualmente en el ámbito deportivo, gracias a la gran cantidad de datos que ofrecen al deportista.

Como consecuencia de la amplia cantidad de opciones que existen actualmente en el mercado, es importante leer una buena comparativa de oxímetros de pulso antes de realizar la compra. Puesto que, dependiendo de la marca, podremos obtener uno u otro tipo de beneficios.

De entre los diferentes tipos que existen, el más común es el oxímetro de dedo. Resulta especialmente sencillo de utilizar. El usuario lo único que tiene que hacer es introducir el dedo dentro del oxímetro y esperar a que se hagan las diferentes mediciones que se llevan a cabo y que aparecerán reflejadas en la pantalla.

Para los deportistas, los oxímetros se han consolidado como una de las mejores fuentes de información a la hora de entender cómo el ejercicio está afectando en la oxigenación de nuestro cuerpo. Una métrica especialmente relevante para multitud de disciplinas, pero que cobra un especial protagonismo en aquellos deportistas de altura.

Además, en el caso de padecer una enfermedad de tipo respiratorio, mediante este tipo de instrumentos es posible obtener información adicional acerca de nuestro estado de salud.

¿Cómo averiguar nuestro ritmo cardíaco?

El ritmo cardíaco es uno de los indicadores más fiables a la hora de planificar nuestra rutina de entrenamientos. Puesto que, en base a su correcta interpretación, podremos tener información en todo momento acerca de la forma en la que nuestro cuerpo está interiorizando el esfuerzo realizado en los entrenamientos. Además, también es una buena fórmula para saber si estamos cayendo en el error de si estamos tratando de interiorizar una carga de trabajo superior a la recomendable.

Pese a que actualmente existen relojes con sensores ópticos de frecuencia cardíaca integrados, la realidad es que no son del todo fiables. Encontrar una banda de frecuencia cardíaca para el pecho te ayudará a obtener una métrica mucho más fiable. Únicamente a través de este tipo de fórmulas podremos asumir la fiabilidad de los datos que nos presentan. El resto de opciones que podemos encontrar actualmente no están todavía tan desarrolladas como para poder basar nuestro entrenamiento en torno a ellas.

Uno de los tipos de entrenamientos que ha ganado un mayor protagonismo en los últimos años ha sido el entrenamiento por zonas de frecuencia cardiaca. Realizar pruebas para averiguar tu ritmo cardíaco y adaptar el entrenamiento al mismo podrá proporcionarte una gran cantidad de información sobre la que basar la programación de todas tus sesiones.

Tanto los oxímetros de pulso como las bandas pectorales y las máquinas de electroestimulación ofrecen una gran cantidad de métricas a los deportistas que tienen un doble objetivo: Por un lado, mejorar su rendimiento deportivo. Por otro, disminuir el riesgo de lesión a partir de una mejora de la preparación física y de la programación de cada sesión. La irrupción de la tecnología en el ámbito deportivo ha sido uno de los factores en los que cada vez más deportistas asientan sus programas de entrenamiento.

Recibe las noticias de Somos Chamberí

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram


Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chamberí

Somos Chamberí es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.