El renovado parque de Joaquín María López abrirá al público en abril

Un enorme parque infantil y un banco corrido que permite sentarse en cualquier lugar de la plaza son los elementos más llamativos de la reforma

Vista del parque en Joaquín María López | SOMOS CHAMBERÍ

«¿A qué esperan para abrir este parque? Ni que tuviera que venir Carmena a inaugurarlo». La frase, escuchada al vuelo, parte de una de las terrazas de la calle Joaquín María López. «Si viene Carmena, avísame para no venir», responde con sorna otro de los que están allí sentados. El objeto de la charla de estos y otros vecinos durante los últimos días son las vallas que rodean la zona de obras del parque contiguo, el situado entre las calles Andrés Mellado y Gaztambido, que lleva desde finales de verano en reforma.

Los Jardines de San José de Calasanz -que es como se llama oficialmente la zona verde, aunque muchos vecinos lo conocían como El parque de las cacas– abrirán al público en abril, confirman a Somos Chamberí fuentes de la Junta de distrito. La apertura tendrá lugar después de que se completen algunos retoques finales, cuestiones burocráticas y la constructora Ortiz entregue la obra al Ayuntamiento.

Nuevas pantas en el parque San José de Calasanz | SOMOS CHAMBERÍ

Lo que no habrá será un corte de cinta oficial ni acudirá la alcaldesa, porque una ley electoral impide hacer inauguraciones desde el pasado 5 de marzo. Solo se retirarán las vallas, para que los chamberileros puedan disfrutar de un espacio que se había degradado mucho en los últimos años. Ahora ganará en amplitud y en visibilidad, además de contar con una de las nuevas fuentes de agua pública del distrito.

El resultado final de la reforma muestra dos zonas bien diferenciadas, una dedicada a los más pequeños, en forma de gran parque infantil delimitado por vallas de colores y con algunos columpios, toboganes… además de una amplia área de esparcimiento. La otra zona, con diseño de octógono irregular, cuenta con varios bancos de madera y un espacio despejado en su centro. El espacio para sentarse se complementa -y mucho- con la bancada que forman los bordes de las jardineras, de piedra pero aptos para sentarse en casi cualquier punto de la plaza.

Nueva fuente del parque | SOMOS CHAMBERÍ

En cuanto a la vegetación, se han sustituido algunas de las plantas por otras más bajas como lavanda, romero, rosales o agracejo púrpura, de efecto tapizante y que dificultan el paso o estancia de personas, como sucedía habitualmente antes del verano. También se han conservado la mayoría árboles existentes.

La reforma de esta zona verde fue votada y aprobada por los ciudadanos de Chamberí durante la primera edición de los Presupuestos Participativos, la del año 2016. Se debería haber iniciado su ejecución a lo largo de 2017, pero la intervención de las cuentas municipales por parte del Ministerio de Hacienda lo impidió, lo que ha acarreado un retraso en el proyecto de un año.