Una placa en Olavide para Carlos Slepoy, el abogado que logró detener a Pinochet | Somos Chamberí

Una placa en Olavide para Carlos Slepoy, el abogado que logró detener a Pinochet

El pleno de la Junta de Chamberí aprueba este lunes un reconocimiento al procurador que defendió durante décadas a las víctimas de las dictaduras chilenas, argentinas, guatemaltecas y españolas

Carlos Slepoy

La plaza de Olavide albergará un recuerdo para Carlos Slepoy Prada, un abogado argentino fallecido en 2017 y que dedicó su vida a la defensa de las víctimas de las dictaduras, tanto en latinoamérica como en España. Entre sus logros más sonados estuvo el proceso judicial que acabó con la detención de Augusto Pinochet en Londres, en colaboración con Baltarsar Garzón. Pero los vecinos de Chamberí de más edad le recordarán por su actitud valiente al enfrentarse a un policía que, fuera de servicio, amenazó con su pistola a un grupo de adolescentes.

El suceso, que tuvo lugar en el año 1982 en la misma plaza (Olavide) donde se le recordará con la placa, no acabó bien para Slepoy. El policía, preso de rabia, la tomó con el abogado y le disparó en la espalda. La herida no fue mortal, pero le acarreó graves secuelas el resto de su vida. A España llegó desde Argentina, su país natal, donde su militancia política (siempre estuvo ligado a la izquierda) le acarreó detenciones y torturas a cargo de la Triple A y, finalmente, su expulsión.

Este lunes, el PSOE y Ahora Madrid presentan una proposición conjunta en el pleno de la Junta de Chamberí para que se le recuerde «por su compromiso con la lucha por la defensa de los derechos humanos y como impulsor de la justicia universal», reza el texto de la propuesta.

La iniciativa recoge el testigo de otras peticiones similares y busca el reconocimiento para un abogado que luchó con la fuerza de la ley contra la dictadura de Videla y de otros siniestros nombres como Scilingo, Ricardo Cavallo o Ríos Montt, exdictador de Guatemala. Slepoy también fue responsable de la querella argentina del año 2010 contra la dictadura franquista, una causa que a día de hoy sigue tramitando un juzgado de Buenos Aires.