¿Qué aconsejan los expertos para una verdadera protección eficaz contra el sol?

No hay que exponerse durante mucho tiempo, ni aún en el caso la protección solar sea alta

Como es sabido, el sol es necesario para nuestras vidas, al intervenir en diferentes procesos fisiológicos como la síntesis de vitamina D. Pero hay que tomarlo de forma moderada y con prudencia, ya que si no nos protegemos adecuadamente de las radiaciones solares, tiene efectos muy perjudiciales para nuestra salud.

Tal como informan desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la exposición sin protección en niños y adolescentes se relaciona con un riesgo mayor de padecer cáncer de piel. También puede producir quemaduras, envejecimiento prematuro en la piel, lesiones oculares y manchas solares.

Con el objetivo de poder ayudarnos a proteger del sol a los más pequeños y también a los adultos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), organismo que depende del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ha publicado una serie de consejos para tomar el sol de manera segura y utilizar correctamente los protectores solares (puedes comprarlos online a través de Paco Perfumerías). Veamos en qué consisten algunos de los principales.

A pesar de utilizar protecciones solares, la exposición no debe prolongarse

Aunque los protectores solares ayudan a reducir los efectos del Sol en la piel, lo cierto es que no hay que exponerse durante mucho tiempo, ni aún en el caso la protección sea alta. Esto se debe simplemente a que dicha protección no es 100%, aunque utilizar estos productos es fundamental.

Por otro lado, es importante evitar la exposición al sol entre las 12 y 16 horas, tratar de no dormirse al sol y extremas las medidas de protección cuando se realizan actividades al aire libre.

Los niños menores de tres años no deben exponerse al sol. Hay que protegerlos con ropa, gafas, sombreros y protectores solares de Factor de Protección Solar (FPS o SPF, sus siglas en inglés) alto, especial para niños y resistente al agua.

A estos pequeños hay que darles de beber agua o frecuentemente. Durante la época escolar, o si están de campamento, hay que introducir la protección solar en su rutina de cuidado, para los recreos.

Hay que escoger un protector adecuado

Se debe utilizar un protector solar que proteja al menos frente a la radiación UVB, que causa las quemaduras del sol; y los rayos UVA, que son los principales responsables del envejecimiento prematuro de la piel. Ambos tipos de radiación afectan al mismo tiempo al sistema inmunológico, e incrementan el riesgo de padecer cáncer de piel.

Es fundamental escoger un protector solar adecuado para cada zona del cuerpo o tipo de piel (los hay en crema, leche, gel o spray), y hay que tener presente el fototipo de la piel (ya que cuanto más clara sea, el FPS debe ser más elevado). También hay que tener en cuenta las circunstancias de la exposición solar (por ejemplo, si es en playa o montaña) y la edad. Y no hay que olvidarse de leer con atención las instrucciones del producto, y aplicarlo según la forma indicada de empleo.