Aparatoso derrumbe sin víctimas de una cornisa en un edificio alquilado a la Comunidad de Madrid

La empresa propietaria del inmueble se encontraba ejecutando obras de rehabilitación en el edificio de oficinas, utilizado por la Consejería de Vivienda

Acera junto al número 4 de Alcalá Galiano, lugar del derrumbe de la cornisa | EMERGENCIAS AYUNTAMIENTO DE MADRID

La cornisa de un edificio de la calle Alcalá Galiano se ha venido abajo en la mañana de este lunes, en un aparatoso incidente que ha causado importantes daños en los coches y motos aparcados a su puerta pero que, por fortuna, no ha dejado víctimas.

El susto fue mayúsculo para los trabajadores de este inmueble de oficinas, que inicialmente quedaron confinados hasta que los bomberos controlaron la situación y después fueron desalojados. El edificio, situado en el barrio de Almagro en su zona más cercana a la plaza de Colón, alberga las oficinas de la Dirección General de Administración Local, perteneciente a la Consejería de Vivienda. El organismo de la Comunidad de Madrid lo tenía arrendado a la empresa Infavi, propietaria del inmueble, informan fuentes de dicha consejería a Somos Chamberí.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid sanearon la cornisa del edificio para evitar más desprendimientos, mientras agentes de la Policía Local cortaban la calle para permitir los trabajos. La caída de parte de la cornisa también produjo daños en los balcones del edificio y dobló doblado el mástil de la bandera de España colocada en la primera planta de este edificio del gobierno regional.

Por fortuna, no se ha producido ninguna víctima en el suceso y los servicios de emergencias desplazados hasta este punto tan solo tuvieron que atender a un trabajador que ha sufrido una crisis de ansiedad, informa el Ayuntamiento de Madrid.

Aunque todavía no se conocen las causas del suceso, la empresa propietaria del edificio, Infavi, estaba acometiendo obras de remodelación del inmueble. Lo hacía después de haber recibido varias notificaciones del Ayuntamiento alertando del mal estado de la cornisa, que ya motivó una intervención de los bomberos el pasado 11 de octubre, informan fuentes municipales a Somos Chamberí.

Infavi recibió un apercibimiento del Ayuntamiento para que ejecutara una actuación urgente después de una inspección de técnicos municipales a principios de noviembre y una notificación entregada el pasado día 11 del mismo mes. Este diario no ha podido obtener explicaciones de Infavi sobre los trabajos que estaba desarrollando.