Vox presiona al PP para controlar la Junta de Chamberí | Somos Chamberí

Vox presiona al PP para controlar la Junta de Chamberí

La dirección del distrito es una de las demandas del partido de ultraderecha, que amenaza con no apoyar a Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid si se desatienden sus demandas

Sede de Vox, en la calle Nicasio Gallego | SOMOS CHAMBERÍ

Vox quiere gobernar en el distrito en el que tiene su sede. El rumor, persistente desde la noche en la que -in extremis- se firmó un preacuerdo con el PP que permitió ser alcalde a Martínez-Almeida, se ha concretado en la mesa de negociación que los populares mantienen con el partido de extrema derecha, informa ABC.

La operación cuenta, en principio, con el visto bueno del PP: «Está claro que en algunos distritos sí va a entrar Vox», declaró en una entrevista el primer edil del consistorio madrileño, nada más ser elegido. Martínez-Almeida mantiene de momento en la presidencia de la junta a Javier Ramírez, número 15 de su lista, del que la única decisión que se le conoce ha sido la retirada de la pancarta contra la violencia machista que colgaba de uno de los balcones de la Junta, frente a la plaza de Chamberí.

De conseguir el acuerdo que persigue, el acceso a la presidencia de Chamberí daría al partido de ultraderecha control sobre partidas presupuestarias y aspectos como la contratación y ejecución de obras menores, los permisos para organizar eventos y actos en la calle, así como la programación cultural del distrito, entre otras. El presupuesto del Ayuntamiento para actuaciones en el distrito este 2019 es de 20 millones de euros.

En Chamberí, Vox tiene su sede nacional. Se mudó a la calle Nicasio Gallego desde Diego de León el pasado mes de enero, después del aumento de afiliados que recibió tras sus resultados en las elecciones andaluzas. En el distrito consiguió el 8,76% de los votos durante los pasados comicios municipales, una cifra ligeramente superior a la que obtuvo en el resto de Madrid.

Además del control sobre Chamberí, el partido de Ortega Smith reclama también presidir el distrito de Salamanca y negocia las áreas de Medio Ambiente y también la de Seguridad, que el PP tendría que desgajar de sus actuales responsabilidades, informa ABC. La fecha clave para saber si conseguirá todas sus demandas es el 11 de julio, día de la sesión de investidura en la Comunidad de Madrid. Vox ha condicionado la votación a la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, a la cesión del poder municipal que ostenta actualmente el PP.