15 pasos para preparar la defensa de tu TFG

Desarrolla el objetivo principal, usa gráficas o céntrate en las cosas importantes, entre los consejos destacados

Si estás aquí es porque te queda muy poco para poder conseguir el título que te certifique que has conseguido el grado universitario. Pero todavía te queda un paso muy importante que es el de defender el TFG para conseguir obtener una buena nota y así finalizar el grado con la cabeza bien alta. Si no sabes muy bien cómo defenderlo, te presento una serie de pasos que seguro te serán de gran ayuda a la hora de conseguir tu objetivo.

Prepara un buen trabajo

En primer lugar tenemos que preparar un buen trabajo. Si por cualquier motivo no tienes tiempo para hacerlo, siempre te queda la opción de encargar TFG para que una empresa profesional te lo haga y te garantice un buen trabajo. Cuanto mejor sea el trabajo, más fácil te será defenderlo y en consecuencia mejor nota podrás obtener.

Estudia el trabajo

Cuando tengas el trabajo, no solo debes leerlo para tener la seguridad de que el trabajo está bien desarrollado. Sino que debes leerlo para recordar las cosas más importantes y en consecuencia poderlo defender adecuadamente.

Haz un esquema

Para que te sea más fácil de exponer y en consecuencia de exponer, puede ser una buena alternativa hacer un pequeño esquema que te ayude durante la exposición.

Ajusta el tiempo

Como bien te habrá indicado el tutor que te ayude a realizar el trabajo, la exposición tendrá un tiempo determinado. Para evitar alargar o quedarte corte, te recomiendo ajustar el tiempo de la exposición y saber más o menos lo que tienes que exponer para ocupar todo el tiempo que se te ofrece. Así te podrás centrar en los apartados más importantes y dejar los secundarios para completar en caso de ser necesario.

Usa una estructura

No se puede defender un TFG sin seguir una estructura argumental. Si sigues un hilo te será mucho más fácil que las personas te comprendan y sigan el hilo argumental. Lo peor que se puede hacer es que una persona se pierda y deje de comprender lo que estamos explicando. Eso puede suponer una mala nota. Para evitarlo, sigue una estructura. Se recomienda un 30% de instrucción, 50% de desarrollo y el resto de desenlace. Por supuesto, lo puedes adaptar a tus necesidades.

Inicia con una presentación

Para que la presentación pueda llamar la atención desde el primer momento, te recomiendo comenzar con una presentación. En esta presentación puedes explicar los motivos por los cuales decidiste hacer el trabajo sobre ese tema. Con una presentación, la imagen siempre tiene que ser fija en el caso de usar luego animaciones o diapositivas.

Capta la atención

Un método que nunca falla en una exposición es captar la atención de los espectadores desde el primer momento. Una buena opción es la de hacer una pregunta. Así se sentirán dentro de la presentación y en consecuencia la atención la tendrás más asegurada. Esa pregunta será la que responderás a través de la presentación del trabajo de fin de grado.

Exposición del propósito

Tomate un minuto para exponer el propósito de la investigación que has realizado a la hora de realizar el trabajo. Siempre tienes que usar un lenguaje claro para tener la seguridad de que todo el mundo te entiende. Evita que sea demasiado largo, con medio minuto o uno será más que suficiente.

Desarrolla el objetivo principal

Para tener éxito te recomiendo desarrollar el objetivo principal en diferentes objetivos secundarios. No solo te ayudarán a hacer mejor el trabajo, sino que te ayudará a conseguir que la presentación sea más profesional. En este apartado ya tienes que usar un lenguaje técnico para demostrar que dominas el tema.

Dirige al tribunal

Ahora ya estás comenzando a presentar el trabajo y a llamar la atención del tribunal. Es el momento de dirigir correctamente el rumbo para que la atención siga presente y el interés no se vaya apagando. Para conseguirlo, los tendrás que ir guiando para que la exposición pueda ser todo un éxito. Para tener éxito, explica como lo has hecho para llegar a la conclusión del trabajo. El esquema te será de gran ayuda.

Usa referencias

Para dar más autoridad y credibilidad al trabajo es importante usar referencias que demuestren el porqué de las conclusiones que finalmente presentarás al final del trabajo.

Céntrate en las cosas más importantes

Como podrás comprobar por ti mismo, será imposible exponer todo el trabajo con el tiempo que te van a dar. Para evitar quedarte corto, te recomiendo centrarse siempre en lo más importante y evitar las ideas secundarias en la medida de lo posible. Por supuesto, siempre tendrás que estar listo para poder responder cualquier pregunta que se te exponga durante la presentación.

Usa gráficas de presentación

Te puedo asegurar que las gráficas te serán de gran ayuda a la hora de demostrar tus teorías. Apuesta por gráficas que sean fáciles de entender y sobre todo que sean coloridas. Esto llamará la atención del tribunal y hará que la exposición parezca de más calidad. El rojo lo puedes usar para destacar lo más importantes, es un color que llama mucho la atención.

Interpreta correctamente los datos

Gracias a la preparación inicial te será mucho más fácil interpretar los datos a la hora de exponerlos. Es importante dominar al máximo posible el tema para demostrar que realmente hemos realizado un buen trabajo de investigación. Piensa que seguramente el tribunal te haga una pregunta para que la respondas y así ver que realmente sabes de lo que estás hablando. Las preguntas suelen ser comunes, sobre todo si el tribunal tiene la sensación de que estamos soltando el rollo y damos la sensación de que no sabemos muy bien lo que estamos presentando. Por este motivo, si realmente dominamos el tema, no tendremos ningún problema a la hora de dar respuesta a las preguntas y demostrar nuestra teoría. Por supuesto, siempre hay que defender el TFG y no debemos cometer el error de cambiar nuestra opinión en mitad de la presentación.

Cierra la defensa del TFG

Para que la presentación sea todo un éxito, te recomiendo finalizar la exposición con un cierre de la exposición en modo de conclusión. Es la parte más fácil, gracias a que te sentirás mucho más seguro y sabrás que el mal trago está a punto de acabar. Aprovecha ese grado de optimismo para presentar una buena conclusión y así tener una probabilidad mayor de obtener una nota superior. Por supuesto, al acabar, siempre tienes que dar tiempo a un nuevo turno de preguntas para aclarar cualquier duda que haya podido quedar tras la presentación. Así tendrás la seguridad de haber defendido correctamente el trabajo.

Recibe las noticias de Somos Chamberí

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram


Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chamberí

Somos Chamberí es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.