El Voleibol Madrid Chamberí salva la categoría y jugará su tercer año en División de Honor

La federación confirma el final de la competición, a falta de dos jornadas por disputar. El club chamberilero ya trabaja en una nueva temporada llena de incógnitas y para la que espera recibir apoyos económicos de empresas e instituciones

Las jugadoras del Club Voleibol Madrid Chamberí, durante un partido de la temporada

Este jueves, la Real Federación Española de Voleibol confirmó que la temporada en todas sus competiciones había acabado tal y como se quedó en marzo. Y que habría ascensos y descensos, en función de cómo hubiera quedado la clasificación en ese momento en la Liga Iberdrola, la división de honor femenina. Esto confirmaba la salvación al Club Voleibol Madrid Chamberí, que a falta de dos jornadas para el final se encontraba un punto por encima de los puestos de descenso. Y condenaba a Sant Cugat y al FCB Barcelona a la segunda división.

«Ha sido una temporada muy dura. Por eso nos ha sabido tan bien cada logro que hemos conseguido», explica el presidente del club, Daniel Virumbrales, en conversación telefónica con el periódico Somos Chamberí. El equipo, que acaba de cumplir cinco años desde su creación, ha cumplido dos en la máxima categoría del voleibol femenino nacional, durante un año en el que ha sufrido para ganar cada punto conseguido.»Hemos competido bien en muchos momentos y tengo que estar satisfecho y muy contento con el equipo», afirma orgulloso mientras relata los difíciles momentos que vivió el equipo en diciembre, con cinco bajas y una mala racha de resultados.

«El equipo sigue madurando y nos falta el punto de cocción. Aún no tenemos el presupuesto que necesita esta liga, hacemos auténticos malabares para rendir a un nivel competitivo, porque nuestros recursos son muy limitados», admite.

Pese a lo ajustado de la salvación, al equipo le restaron dos partidos de la segunda vuelta que se presumían favorables, ya que los había saldado con victoria en la primera vuelta. Pero la pandemia que desde principios de marzo afectaba a España cambió todos los planes y también las percepciones: «Había que viajar a Barcelona en un estado de estrés absoluto, de una ciudad a otra que eran focos de la infección y era todo muy extraño. En ese escenario podía haber ganar cualquier equipo, aunque contábamos con hacerlo por el esfuerzo de todas», dice mientras rememora el miedo que entonces recorría por el equipo debido a la situación sanitaria.

Vallehermoso, mantener el bloque y esperar más apoyos

Una vez asegurada la permanencia, ahora toca pensar en la próxima temporada, que se presenta con un alto nivel de incertidumbre. La liga contará de nuevo con 12 equipos, después de descartarse que nadie descendiera este año. Eso hará posible que el calendario no se extienda más de lo necesario. Pero la afluencia de público a los estadios y las condiciones de los desplazamientos son todavía una incógnita: «No sabemos cómo vamos a poder jugar en la temporada que viene», reconoce Dani Virumbrales.

Una de las principales incógnitas es saber cómo podrá acudir la aficción al Estadio de Vallehermoso. Lo último que les han contado las autoridades es que el público podría acudir hasta cubrir el 30% del aforo, unas 300 personas. Todas separadas entre sí. Algo mejor que jugar a puerta cerrada, pero aún así muy extraño. «Estar sin público sería casi como jugar en un cementerio, puede resultar una imagen hasta ridícula verlo así», lamenta Virumbrales, que ya está pensando en fórmulas «para que las chicas no se sientan solas» durante los encuentros.

Otra de las opciones es mejorar las retransmisiones de los partidos con más cámaras y dotar de más espectacularidad a un deporte que en Chamberí y Madrid está ganando adeptos gracias al fulgurante ascenso del equipo durante los últimos años. También vienen tiempos complicados.

En lo deportivo, el presidente del club confirma que el bloque principal del equipo se va a mantener, así como el cuerpo técnico: continuarán Paula Carpintero, Inés Villa, Marta Beltrán o Mariana Thon, además del entrenador Manuel Berdegué. Además, confirma que «se van a incorporar 3-4 jugadoras» para intentar estar a la altura en una Liga Iberdrola que ha subido mucho de nivel en la última temporada.

«Estamos trabajando para cerrar presupuestos y conseguir más apoyos», añade Virumbrales, que hace un llamamiento «a la gente que quiera apoyar a este club» y a las empresas que quieran confiar en una estructura deportiva de élite, que además se encarga de formar a una importante cantera y genera también mucho consumo a su alrededor. «No nos pueden dejar solos en estos momentos», pide.

Recibe las noticias de Somos Chamberí

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Telegram


Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chamberí

Somos Chamberí es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.